Mis Jardines

Ceibo Badajoz Extremadura

A continuación leerá una serie de artículos sobre árboles y arbustos para el jardín, en especial sobre el Ceibo en Badajoz...

Compañías Locales

Mis Jardines no promueve las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
JARDINERÍA DE EXTREMADURA S.L
924270042
Carretera de Caceres, km 86
Badajoz, Extremadura
 
AEM PAISAJISMO
655628307
C/ Nardo, 1
Badajoz, Extremadura
 
JAGUISA S.L
924242209
Plaza Santa Marta, 1.
Badajoz, Extremadura
 
AGROCESPED
927424363
Dr. Félix Rodríguez de la Fuente 7.
PLASENCIA, Extremadura
 
MILAGROS SANCHEZ-MIRANDA
924805590
Canalejas 7.
DON BENITO, Extremadura
 
JOAQUIN HOLGADO CARBALLO
924235267
Cocotero, 20.
Badajoz, Extremadura
 
S.R.EXTREMADURA
924286231
Joaquín Sánchez Valverde (Pol. Ind. Nevero)
Badajoz, Extremadura
 
VIVEROS HOLGADO
924267370
Ctra. Valverde, KM 2,800
Badajoz, Extremadura
 
VIVEROS YOLANDA
924370404
ctra méridacalamonte sn
MÉRIDA, Extremadura
 
TIERRAVERDE CAMPO Y JARDIN
927427269
Av. Martín Palomino Pol. Ind. Plasencia) 41
PLASENCIA, Extremadura
 

Historia del Ceibo

Flor del ceibo

Los guaraníes lo llamaban suiñandí, "el árbol verrucoso que vive junto al agua"; los brasileros, corticeira, "el árbol de corcho"; los norteamericanos, coral tree, "el árbol de coral". Los rioplatenses lo llamamos ceibo o seibo (las dos formas son correctas), aunque su nombre científico es Erythrina crista-galli (de eritros, rojo y crista-galli, cresta de gallo).

Es nuestra flor nacional desde 1942, cuando ganó una puja con el jacarandá y la pasionaria -que competían por idéntico honor- bajo el gobierno de Ramón S. Castillo.

Características del Ceibo

Su tronco tortuoso, su corteza gruesa y sus ramas cubiertas de aguijones crecen naturalmente en las costas de nuestros ríos del este, aunque sean pantanosas. La Argentina subtropical, el Uruguay y el sur de Brasil han sido sus hábitats naturales aunque su cultivo está ampliamente difundido. Crece naturalmente en Salta, Jujuy Tucumán, norte de Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Santa Fe, Misiones, Corrientes y Entre Ríos, siempre en los bordes húmedos de ríos y arroyos y en las islas del Delta del Paraná, donde se lo puede utilizar como colonizador de áreas pantanosas.

La belleza de sus flores amariposadas de color coral vivo (que aparecen en la primavera temprana en el noreste y persisten hasta fines del verano en la zona más sur) despertó la envidia de otras naciones que se lo llevaron para cultivarlo al aire libre -como en Florida o California, en Francia, Italia y España- o como planta para interior en los climas más fríos. En este último caso puede florecer sin problemas aunque su porte nunca supera al de un pequeño arbusto.

Su reproducción es muy simple ya que las semillas -que crecen dentro de vainas o chauchas encorvadas- germinan con facilidad. Tambi&eacu...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines