Mis Jardines

Ceibo Gijón Asturias

A continuación leerá una serie de artículos sobre árboles y arbustos para el jardín, en especial sobre el Ceibo en Gijón...

Compañías Locales

Mis Jardines no promueve las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
CONTRATAS PIÑERA S.A.
985168301
Calle La Vega, s/n.
Gijon, Asturias
 
GARDEN-GOLF-RIEGOS
985163206
Sáhara, 18.
Gijon, Asturias
 
IBERJARDÍN
985308404
Calle Vega de Arriba, s/n ( Finca La Fornellada).
Gijon, Asturias
 
DISEÑO VERDE JARDINERÍA
675709016
Calle Julio, 45.
Gijon, Asturias
 
TÚ BRICO-MARIAN
985148881
Av. Constitución, 131.
Gijon, Asturias
 
SAM (SERVICIOS ACUÁTICOS Y MANTENIMIENTO)
985176154
C/ Juan XXIII, 8 - bajo
Gijon, Asturias
 
JARPA
985169931
Ctra. Carbonera, km 2,240 - pol. ind. Roces, 5.
Gijon, Asturias
 
DALPEN S.L.
985168889
La Braña - Roces
Gijon, Asturias
 
VEGAPRESAS
985138010
Barrio Vega de Abajo, s/n (fca. Vegapresas).
Gijon, Asturias
 
JARDIFLOR
985334020
Calle Castiello , s/n.
Gijon, Asturias
 

Historia del Ceibo

Flor del ceibo

Los guaraníes lo llamaban suiñandí, "el árbol verrucoso que vive junto al agua"; los brasileros, corticeira, "el árbol de corcho"; los norteamericanos, coral tree, "el árbol de coral". Los rioplatenses lo llamamos ceibo o seibo (las dos formas son correctas), aunque su nombre científico es Erythrina crista-galli (de eritros, rojo y crista-galli, cresta de gallo).

Es nuestra flor nacional desde 1942, cuando ganó una puja con el jacarandá y la pasionaria -que competían por idéntico honor- bajo el gobierno de Ramón S. Castillo.

Características del Ceibo

Su tronco tortuoso, su corteza gruesa y sus ramas cubiertas de aguijones crecen naturalmente en las costas de nuestros ríos del este, aunque sean pantanosas. La Argentina subtropical, el Uruguay y el sur de Brasil han sido sus hábitats naturales aunque su cultivo está ampliamente difundido. Crece naturalmente en Salta, Jujuy Tucumán, norte de Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Santa Fe, Misiones, Corrientes y Entre Ríos, siempre en los bordes húmedos de ríos y arroyos y en las islas del Delta del Paraná, donde se lo puede utilizar como colonizador de áreas pantanosas.

La belleza de sus flores amariposadas de color coral vivo (que aparecen en la primavera temprana en el noreste y persisten hasta fines del verano en la zona más sur) despertó la envidia de otras naciones que se lo llevaron para cultivarlo al aire libre -como en Florida o California, en Francia, Italia y España- o como planta para interior en los climas más fríos. En este último caso puede florecer sin problemas aunque su porte nunca supera al de un pequeño arbusto.

Su reproducción es muy simple ya que las semillas -que crecen dentro de vainas o chauchas encorvadas- germinan con facilidad. Tambi&eacu...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines