Mis Jardines

Cultivo de Vegetales Valladolid Castilla y León

A continuación encontrará artículos especiales sobre el huerto, el jardín, cultivos como el de vegetales y más en Valladolid...

Compañías Locales

Mis Jardines no promueve las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
Casasola Explotaciones Agropecuarias
983395858
Ctra. Villabáñez, 4.
Valladolid, Castilla y León
 
Elena García De Gregorio
646696368
Pl. Poniente, 1 - 9 a.
Valladolid, Castilla y León
 
Avícola Y Ganadera De Burgos
983299030
Mercaolit,
Valladolid, Castilla y León
 
Guevara Vidal A.M. Y Otra Cdad.
983223981
Estadio, 1.
Valladolid, Castilla y León
 
Ildefonso Vela S.L.
983234589
Estocolmo, 3.
Valladolid, Castilla y León
 
Finca La Pedrosa S.A.
983334553
Ctra. Fuensaldaña, km.4.
Valladolid, Castilla y León
 
Agrícola Santovenia
983336764
María de molina, 7.
Valladolid, Castilla y León
 
Ganados Bueno
983370182
Manuel azaña, 66
Valladolid, Castilla y León
 
Mariano González González
983235489
Cno. Viejo de simancas
Valladolid, Castilla y León
 
Euro campo
923124532
Pinzones, 6.
Salamanca, Castilla y León
 

Cultivo de choclo en el huerto del hogar

Cultivo de choclo

Originario de América, fue una de las primeras exportaciones que realizó este continente a Europa. Hoy en día, el maíz es muy apreciado en prácticamente todo el mundo.

Aparte de las valoradas propiedades del cereal, con su completo aporte nutritivo, el choclo es un delicioso ingrediente para ensaladas, guisos o simplemente para disfrutarlo con mantequilla. Y las humitas o el pastel serán mucho más ricos para usted y su familia preparados con los choclos sacados de su propia huerta.

Aunque ésa es la forma como solemos utilizarlo, es también muy importante en la alimentación de animales, en grano seco para cerdos y aves y de ensilaje para el ganado mayor.

Por sus múltiples aplicaciones, este grano se cultiva desde el norte de nuestro país hasta el extremo sur, en la Décima Región, siempre y cuando se presenten condiciones de temperatura y de agua apropiadas.

Cuidados culturales del choclo

El maíz posee un desarrollado sistema de raíces, exigiendo un suelo profundo y rico en nutrientes; pero también se adapta a suelos delgados, con una buena fertilización y una humedad propicia.

Una vez preparado el terreno, pero antes de sembrar, se recomienda regarlo para asegurar buenas condiciones de humedad, retrasando así el primer riego. Por otra parte, se estimularía la germinación de las malezas, permitiendo eliminarlas con una operación de rastraje, para evitar que luego, al desarrollarse, compitan con el maíz.

Se siembra en primavera, una vez pasadas las heladas. El cultivo debe hacerse en hileras distanciadas 60 a 80cm, poniendo 3 0 4 semillas cada 40cm y a unos 5 a 8cm de profundidad.

Para germinar, el maíz requiere una temperatura del suelo de a lo menos 12 grados, lo que en la región central se puede lograr ya a comienzos de la primavera, y que varía según la zona del país.

Lo que no olvidaremos es que el maíz no tolera las heladas, por lo que hay que asegurarse que el clima "esté firme" para que no nos sorprenda una que arruine el plantío.

En lo que se refiere a necesidades de agua, el maíz plantea los mayores requerimientos entre la formación de la panoja o espiga superior de la caña y la aparición del grano. La frecuencia de los riegos dependerá del suelo, pero generalmente, en la zona central, fluctúan entre 10 y 12 a lo largo de la temporada.

Para conocer el momento de la cosecha del choclo, algunos ecocultores abren un poco las hojas de la vaina que lo envuelve (chala) y comprueban el grado de desarrollo de los granos. Otros se guían por el color del "pelo" del choclo y se afirma que cuando pasan del dorado al castaño, el maíz estaría listo para cosecharlo. Usted tendrá que resolver, con la experiencia ...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines

El cultivo de vegetales

Rabanitos en el jardín

Cosechar rabanitos en el jardín, puede ser una tarea muy entretenida para los niños.

Una de las ventajas de producir hortalizas de raíz comestible, es la posibilidad de cosecharlas escalonadamente, lo que permite disponer de sabores tan delicados como el de los rábanos y rabanitos durante varios meses del año.

Particularmente en invierno, cuando hay pocos vegetales para ensaladas crudas, esta hortaliza es una fuente importante de Hierro y vitamina C y, por lo tanto, un buen complemento para nuestras comidas. Además ofrece variedad para llevarlos a la mesa, ya que existen blancos y y rojos de mayor y menor tamaño, este último si de rábanos o rabanitos se trata.

Siembre los rojos en las esquinas libres de la chacra o en las jardineras de la ventana. Los blancos, acondiciónelos conformando el cinco por ciento de una mezcla de semillas que incluya zanahorias, betarragas y otras hortalizas de raíz. Así obtendrá mejores cosechas, porque con su ayuda la superficie de cultivo se mantiene blanda y se aprovecha mejor el agua. Su presencia permite circular el aire y la humedad y no obstaculiza a otras plantas que intentan abrirse paso hacia arriba o a los lados.

Utilice pequeñas cantidades de semillas cada quince días, para que tenga rabanitos frescos cada vez que lo desee.

Planta rústica

El nombre científico de este vegetal es Raphanus sativus L, pertenece a la familia crucíferas, y a su raíz comestible se le atribuyen propiedades depurativas de la sangre. Se presume que es originario de China, y se conoce su uso desde tiempos muy antiguos, junto con el de la cebolla y el nabo.

En b que al rábano se refiere, es de clima fresco, y debido a que es resistente a las heladas, se cultiva preferentemente como hortaliza de invierno. El rabanito, en cambio, se siembra todo el año pero se produce mejor en épocas frescas porque el calor deteriora su calidad, tomando su textura suelta, fibrosa y de sabor muy fuerte.

Se trata de una planta rústica que se da en toda clase de suelos, aunque responde mejor en los de consistencia media para variedades de verano y suelta para las de otoño, invierno y primavera; tolera poca acidez, pero es menos exigente en nitrógeno y potasio que otras raíces.

De ser necesaria la fertilización, emplee estiércol en el cultivo anterior o hágalo con mayor anticipación. Si usa salitre, aplíquelo de una sola vez, al voleo, cuando las raíces hayan alcanzado un tercio de su desarrollo.

La siembra de los rabanitos en el jardín

La siembra combinada que incluye rabanitos, mantiene blanda la superficie de cultivo; mejora el aprovechamiento del agua y la aireación del suelo.

La siembra se hace en forma directa, al voleo o en líneas. Germina con rapidez y en un excelente po...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines