Mis Jardines

Frutas Cáceres Extremadura

Aquí podrá leer artículos especiales sobre el cultivos como el de Frutas, huerto, agricultores y más en Cáceres...

Compañías Locales

Mis Jardines no promueve las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
Polígono Ganadero D Ecaceres.Coop
927180555
Pol. Ganadero
Cáceres, Extremadura
 
El Prado
927291184
Ctra. Circunvalación
Cáceres, Extremadura
 
Fernando Menaya García
924140299
Ctra. Badajoz-cáceres, km.46
Badajoz, Extremadura
 
Cooperativa Del Campo San Miguel
924853551
Av. Extremadura, 1
Don Benito, Extremadura
 
Doña Teresa
924140476
Ctra. Badajoz-almendralejo, km 37,500
Badajoz, Extremadura
 
Agropecuaria Cañas Y Labrados S.L.
927211404
Olmos, 5.
Cáceres, Extremadura
 
Calleja De Los Castaños S.C.
924277950
Julio cienfuegos linares, 23
Badajoz, Extremadura
 
José Blanco Roco
924143027
Ctra. Alange, km.22.
Almendralejo, Extremadura
 
Josefina Vacas Sánchez
924140356
Ctra. Badajoz-cáceres, km69.
Badajoz, Extremadura
 
Agropecuaria Cañas Y Labrados S.L.
927211404
Olmos, 5.
Cáceres, Extremadura
 

Características generales de la parra

Las virtudes de la parra

Es imposible comenzar a hablar de la parra y no hacer hincapié en su delicioso y reconocido fruto: la uva. Sin embargo, si lo que queremos es disfrutar de tal fruto, hay que tener en cuenta una serie de aspectos importantes para que la planta se mantenga y crezca saludablemente. 

Comenzaremos haciendo referencia a las características principales de la parra. Ésta es una planta trepadora, de características similares a la hiedra, otra planta trepadora. Procedente de la familia o grupo de las vitáceas, la parra puede alcanzar un tamaño y una altura importantes.

El carácter de trepadora, implica la capacidad de adhesión que tiene ésta planta, la cual se adapta y, de alguna manera, utiliza a otras plantas y soportes para crecer y para “trepar”. Sus largas ramas se rolan con facilidad a dichos elementos, adhiriéndose mediante sus ventosas.

Cultivo y cuidados de la parra

En relación directa al cultivo de la parra, podemos decir que puede adaptarse de buena manera a diferentes tipos de suelo. Los suelos húmedos y los suelos bien abonados, son ideales para su crecimiento. Previamente hay que tener en cuenta que la parra crece con mucha fuerza y en mucha dimensión, por lo que es importante estudiar y elegir el sitio adecuado para su plantación.

En relación al clima, es importante cuidarla de los vientos fuertes y las heladas, pues pueden afectar l...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines

Chirimoyas, delicias semitropicales

Cultivo de chirimoyas

La atractiva apariencia, el sabor y aroma tan especiales de la chirimoya, llaman la atención de los turistas que nos visitan. Esta fruta semitropical que hemos hecho nuestra, posee cualidades que hoy son reconocidas también en el extranjero. Se cree que en un plazo cercano, su cultivo aumentará, para satisfacer a un expansivo mercado.

El nombre científico de la especie es Annona cherimola, y constituye una contribución sudamericana a la fruticultura. Es originaria de las zonas altas precordilleranas del norte del Perú y Ecuador, situadas entre 1.500 y 2.200 metros sobre el nivel del mar. De regiones muy cercanas a éstas provienen también el lúcumo y el papayo, frutales muy arraigados en el país y cuya adaptación a la agricultura y consumo internos ha resultado privilegiada.

En Chile existen, según el catastro efectuado en 1992, alrededor de 1.500 hectáreas plantadas con chirimoyo, lo que significa un notorio incremento de cultivo, debido a las expectativas de exportación de la fruta. De este modo se ha superado largamente la superficie de 400 hectáreas que se había mantenido estable por muchos años en nuestro medio.

Su fruto vistoso, decorativo y exquisito tiene entre nosotros aplicaciones típicamente chilenas, como agregado a la leche o al vino y en la fabricación de helados, además del consumo en estado fresco, en variados postres. Durante su tiempo de maduración, invierno y primavera, las únicas otras frutas disponibles para los usos descritos, son la frutilla y el plátano.

A nivel continental, su cultivo se encuentra aún poco difundido, reduciéndose a plantaciones semisilvestres en sus lugares de origen y países limítrofes, excepto algunos cultivos comerciales de consideración en Chile, Bolivia y Perú. En Europa, sólo los hay en España.

Otras especies del género Annona, similares a la chirimoya, se cultivan en regiones del centro y sur de América, que poseen clima más tropical. Entre ellas está la guanábana (Annona muricata) y el anón (Annona squamosa), cuyo desarrollo se encuentra muy limitado por una gran susceptibilidad a ciertas plagas, particularmente a algunos tipos de mosca de la fruta. También existe un híbrido de A. cherimola y A. squamosa, la atemoya, con plantaciones de importancia en Israel.

Requerimientos de las chirimoyas

Debido a sus rigurosas exigencias climáticas y gran sensibilidad a las heladas, el cultivo en Chile se concentra especialmente en dos lugares que ya son productores tradicionales de chirimoya: La Serena y Quillota. No obstante, también se está plantando en otras localidades de la zona central, con clima benigno y fuerte influencia marítima, especialmente en los faldeos de los cerros menos expue...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines

La papaya, una hierba gigante de fruto suculento

La papaya

De soberbio sabor la papaya y hermosa estampa el papayo, tenerlo en nuestra parcela es todo un lujo que, bajo ciertas condiciones, se puede lograr.

Aunque se afirma que en nuestro país las especies subtropicales tienen áreas muy restringidas para vivir, numerosos agricultores han comprobado que con un poco de voluntad también se pueden cultivar en otras zonas.

Esto vale especialmente cuando se trata de una pequeña producción de autoconsumo.

Las características del papayo, tan valioso por sus exóticos frutos, que se dan todo el año, como por su llamativo aporte ornamental, son en sí mismas un incentivo para el productor aficionado. Quien haya tenido la oportunidad de ver los ejemplares que exhiben algunos jardines de la ciudad de La Serena, estará de acuerdo en este punto, pues su presencia tiene la exuberancia de algunos tipos de palmeras.

Siembre los rojos en las esquinas libres de la chacra o en las jardineras de la ventana. Los blancos, acondiciónelos conformando el cinco por ciento de una mezcla de semillas que incluya zanahorias, betarragas y otras hortalizas de raíz. Así obtendrá mejores cosechas, porque con su ayuda la superficie de cultivo se mantiene blanda y se aprovecha mejor el agua. Su presencia permite circular el aire y la humedad y no obstaculiza a otras plantas que intentan abrirse paso hacia arriba o a los lados.

Utilice pequeñas cantidades de semillas cada quince días, para que tenga rabanitos frescos cada vez que lo desee.

Planta rústica

El nombre científico de este vegetal es Raphanus sativus L, pertenece a la familia crucíferas, y a su raíz comestible se le atribuyen propiedades depurativas de la sangre. Se presume que es originario de China, y se conoce su uso desde tiempos muy antiguos, junto con el de la cebolla y el nabo.

En b que al rábano se refiere, es de clima fresco, y debido a que es resistente a las heladas, se cultiva preferentemente como hortaliza de invierno. El rabanito, en cambio, se siembra todo el año pero se produce mejor en épocas frescas porque el calor deteriora su calidad, tomando su textura suelta, fibrosa y de sabor muy fuerte.

Se trata de una planta rústica que se da en toda clase de suelos, aunque responde mejor en los de consistencia media para variedades de verano y suelta para las de otoño, invierno y primavera; tolera poca acidez, pero es menos exigente en nitrógeno y potasio que otras raíces.

De ser necesaria la fertilización, emplee estiércol en el cultivo anterior o hágalo con mayor anticipación. Si usa salitre, aplíquelo de una sola vez, al voleo, cuando las raíces hayan alcanzado un tercio de su desarrollo.

La siembra de los rabanitos en el jardín

La siembra combinada que incluye rabanitos, mantiene blanda la superf...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines