Mis Jardines

Gallineros Burgos Castilla y León

A continuación podrá leer artículos sobre la crianza de animales en el jardín como gallinas, y sobre el cuidado de los Gallineros en Burgos...

Compañías Locales

Mis Jardines no promueve las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
Eurocampo Verde S.L.
947224151
San roque, 2.
Burgos, Castilla y León
 
M. Fisac
947277697
P.º regino sáinz de la maza, 5.
Burgos, Castilla y León
 
Unión Provincial De Cooperativa Del Campo De Burgo
947218486
Av. Reyes católicos, 40
Burgos, Castilla y León
 
Sociedad Cooperativa Serpaa
947202947
Calleja y zurita, 14.
Burgos, Castilla y León
 
Hermanos Arroyo Rubio
947208164
Alfareros, 23.
Burgos, Castilla y León
 
Madag Xxi
947293326
Parral, 75.
Burgos, Castilla y León
 
José Pelayo Laso
947291254
Ctra. Valladolid, km 4.
Burgos, Castilla y León
 
San Miguel De Cortes Explotación Ganadera
947237411
P.º comuneros de castilla, 19
Burgos, Castilla y León
 
Rubén Medina S.L.U.
947047359
Zaragoza, 14
Burgos, Castilla y León
 
Sajusa S.L
987210391
Octavio álvarez carballo, 14.
León, Castilla y León
 

Problemas de salud en el gallinero

Un gallinero en el jardín

Un plantel pequeño de gallinas puede presentar los mismos problemas de enfermedades que cualquier criadero industrial, aunque las soluciones son mucho más sencillas: sangrar las aves y preparar una rica cazuela.

En caso de presentarse una afección, bastará con reemplazar las gallinas enfermas, puesto que esta solución resulta más práctica y económica que un tratamiento veterinario, con los correspondientes exámenes de laboratorio.

Efectivamente pueden comerse las aves enfermas, ya que por fortuna no ofrecen peligro de contagio a los humanos. Se aconseja sacrificar los ejemplares que expresan una patología antes de los dos meses, para evitar contagios. Cabe recordar, no obstante, que como ocurre con cualquier otro animal comestible que se encuentre en esa situación, no deben consumirse si los encontramos muertos antes de tomar alguna medida.

La única excepción susceptible de contagio al hombre es la salmonelosis; aunque tampoco presenta riesgo, porque el pollo se consume cocido.

Síntomas comunes de las gallinas

Existen muchos males que aquejan a esta especie. Los de sintomatologías respiratorias más frecuentes son la enfermedad respiratoria crónica, Newcastle, bronquitis infecciosa, coriza infeccioso y laringotraqueítis. De ellas, sólo la coriza y la enfermedad respiratoria crónica son bacterianas, mientras que las restantes son virales, y aunque no pueden combatirse en el ciento por ciento con antibióticos, éstos ayudan al restablecimiento de las aves.

La sintomatología común en estas afecciones son las dificultades respiratorias, lagrimeo, estornudos y congestión de senos infraorbitarios (inflamación de las órbitas de los ojos).

Otro grupo de enfermedades que ataca en especial al aparato digestivo son, principalmente, la coccidiosis, tifosis, pulorosis, vómito negro y enteritis necrótica. En estos casos, los síntomas son algo más espectaculares y van desde una diarrea simple hasta una diarrea hemorrágica, con mortalidad. El vómito negro se caracteriza por una diarrea con guano negro o café oscuro y contenido negrusco en el estómago. Normalmente es ocasionado por los alimentos que contienen harina de pescado en mal estado.

También puede verse afectado su aparato locomotor por perosis, artritis viral, sinovitis infecciosa, raquitismo (parálisis de dedos enroscados) y marek, entre otras enfermedades.

La alimentación de las gallinas

Cuando usted note que los comederos quedan vacíos antes de lo esperado, puede estar seguro de que sus gallinas están acusando un estrés provocado por un ambiente muy frío. En este caso, si no pueden modificarse las temperaturas a que están expuestas, es importante proveerles de suficiente al...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines