Mis Jardines

Hortalizas Badajoz Extremadura

Encuentre aquí artículos interesantes sobre cultivos, huertos, Hortalizas como alcachofas, y consultores agrícolas en Badajoz...

Compañías Locales

Mis Jardines no promueve las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
Comercial Ganadera De Badajoz S.Coop
924270336
Pol. Ind. Nevero,
Badajoz, Extremadura
 
Calleja De Los Castaños S.C.
924277950
Julio cienfuegos linares, 23
Badajoz, Extremadura
 
Grupo Colazo
924263601
Calle manzano, 69 - b
Badajoz, Extremadura
 
Josefina Vacas Sánchez
924140356
Ctra. Badajoz-cáceres, km69.
Badajoz, Extremadura
 
Mantillon
924140350
Ctra. Valverde, km 10.
Badajoz, Extremadura
 
Doña Teresa
924140476
Ctra. Badajoz-almendralejo, km 37,500
Badajoz, Extremadura
 
Fernando Menaya García
924140299
Ctra. Badajoz-cáceres, km.46
Badajoz, Extremadura
 
Ganadera Reses De Lidia
924256703
Bartolomé josé gallardo, 12.
Badajoz, Extremadura
 
Cahoso
924140390
Ctra. Badajoz-granada, km.14
Badajoz, Extremadura
 
El Corchito S.A.
924140085
Ctra. San vicente de alcántara, km.57,5.
Badajoz, Extremadura
 

¿Cómo cultivar Alcachofas?

Alcachofas

El exótico sabor de las alcachofas

El alcachofal, descendiente del cardo silvestre, es en la actualidad un ingrediente infaltable de los más apetecidos bocadillos, entradas y platos vegetarianos. Se le aprecia tanto por su exótico sabor como por los minerales que contiene.

Es una planta hermosa y llamativa, de aspecto tropical, que proviene del sur de Europa y Asia Central. Su producto se destina al consumo directo y a la industria conservera, que envasa las cabezas florales más pequeñas, enteras, y particularmente los "fondos".

Resiste el clima frío, pero se da mejor en ambientes frescos y benignos con períodos brumosos. En esas condiciones produce más temprano y se obtienen alcachofas de superior calidad.

Planta rustica y de suelos profundos

Es una planta relativamente rústica y sólo requiere de suelos profundos, fértiles y bien drenados, cuando se trata de cultivos a escala comercial. Un drenaje adecuado es esencial para mantener y prolongar la vida de un alcachofa, logrando buenos rendimientos, ya que la humedad excesiva causa pudriciones del cuello y pérdida de los ejemplares afectados.

En cuanto al abonamiento, es una de las hortalizas que más se benefician con el empleo de estiércol y fertilizantes químicos. El de tipo orgánico se aplica antes de efectuar la plantación y luego en el curso del cultivo, cada uno o dos años.

El nitrógeno desempeña un papel definido, estimulando y desarrollando la planta. Anticipa la producción de cabezas o botones florales, pero es necesario hacer aplicaciones relativamente altas ya en el primer año, cuando se establece. Tanto el potasio como el fósforo deben aplicarse antes de plantar, mientras que el nitrógeno puede parcializarse en tres o cuatro veces.

Para comprar las plantitas, busque las ofertas que se publican en la prensa, provenientes de plantaciones comerciales, que recolectan los retoños sobrantes para la venta.

Multiplicación de matas de alcachofa

La multiplicación de matas de alcachofa se hace a base de hijuelos o retoños que rodean a la planta madre, los que se extraen dividiendo con el filo de una pala, preferentemente en otoño y al tercer año de vida, para evitar que se retrase la aparición de cabezas. Limpie este producto de la deshijadura, elimine el tercio superior de la vegetación y recorte la raíz con cuchillo, de manera que el corte quede oblicuo y liso.

La época más conveniente para hacer la plantación es el otoño para los climas benignos de la zona central, con primeras producciones en primavera. En condiciones más rigurosas se hace en primavera, para comenzar a cosechar en otoño.

Los cuidados que se proporcionan a la planta en el primer año son distintos en ciert...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines

Calabaza

La calabaza en el jardín

La posibilidad múltiple de aprovechar sus frutos hace del cultivo de calabazas una entretenida oportunidad de obtener recipientes, vasijas y adornos de una planta.

Mientras algunas variedades se consumen en tartas, guisos y preparaciones dulces, otras se prestan para proporcionar nidos de pájaros, máscaras, instrumentos musicales, cucharones, medidas para líquidos o para el clásico mate.

Si no los cultiva, los puede comprar listos para usar, ya secos y curados, adornados o al natural, para añadirles un toque decorativo del gusto personal. En todos los casos, sus formas son muy atrayentes y se pueden aplicar sobre ellas numerosas técnicas de dibujo y coloración.

Si usted las produce, cuando lleguen al máximo de su desarrollo y madurez, córtelas dejando un pequeño pedúnculo para que tengan mayor duración. Guárdelas en un lugar ventilado, fresco y protegido de la luz solar por dos a cuatro semanas y, después, para proteger la cáscara, sumérjalas en alcohol o lejía diluida. Otro procedimiento consiste en darles una mano de barniz, laca o sellante como acabado, tanto si las deja con su color natural, como después de pintarlas.

Resistentes y durables

Una de las variedades más difundidas en el país es la Lagenaria vulgar, que produce la calabaza común. Sus frutos adoptan una diversidad de curiosas formas, que se emplean como elementos decorativos, como nido de pájaros o animales pequeños, o como recipientes y utensilios domésticos. Es la que se usa comúnmente para cebar mate.

En algunas partes del mundo adquieren mucho valor, porque se las utiliza en la vida diaria como recipientes para beber y a manera de cacerolas para alimentos fríos. Antiguamente servían como cucharas y cucharones y como platillos para las balanzas.

Las calabazas grandes se usan para recoger y transportar agua, guardar granos, frutas y vegetales, ya que se prestan para la conservación de los alimentos.

Aquellas de tipo cuchara, cucharón y botella constituyen excelentes nidales para algunas clases de pájaros, porque son resistentes a las inclemencias del tiempo y muy fáciles de preparar y colocar. Simplemente se perforan cerca del extremo más angosto y se cuelgan mediante un alambre de cobre a una rama desnuda de un árbol o a un poste alto con tablones cruzados. Por lo general, los soportes se colocan lejos de los árboles frondosos, edificaciones o cualquier otro objeto de altura similar, a fin de que los pájaros tengan un amplio espacio sin obstáculos en su vuelo.

Para lograr que los nidos sean habitados por aves de distintos tipos, los agujeros de entrada deben ser de diferentes dimensiones, guardando proporción con el tamaño de la calabaza. La entrada debe ubicarse por encima de la pa...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines

Pepino dulce, jugoso fruto nativo

Pepino dulce

Con el buen tiempo aumenta nuestro consumo de frutas, sobre todo de aquellas más jugosas, como la sandía y los pepinos dulces. Cuando nos agobie el calor, será muy bueno contar con ellos en el huerto y llevarlos a la mesa recién cogidos de la planta.

Como todas las hortalizas de la familia Solanáceas, el pepino dulce es un fruto originario de América Central, incluido el norte chileno, y se conserva todavía como antes, sin mayores intervenciones en su material genético. Por su naturaleza arbustiva y cuidados culturales, su cultivo se realiza junto a las demás hortalizas, y los pepinos maduros, dotados de un gran porcentaje de agua, se consumen en estado natural, solos o con otras frutas.

Al igual que sus parientes el tomate, la papa, el ají y el pimiento morrón, posee un alto contenido de vitamina C.

El crecimiento de esta planta, de nombre científico Solanum muricatum L, alcanza un ruedo de 0,80 a un metro por 0,60-0,80 de altura cuando el suelo es fértil.

Requerimientos del pepino dulce

El pepino dulce exige un clima benigno, algo húmedo y caluroso, propio de las localidades templadas, donde existe el ambiente adecuado para la especie. Allí normalmente no ocurren las heladas que dañan a la planta.

En lo que se refiere a sus necesidades de suelo, no tolera aquellos pobres. Prefiere, en cambio, los terrenos bien drenados, aunque sean de fertilidad mediana o menos que mediana. En ellos las plantas no adquieren un excesivo desarrollo, pero fructifican abundantemente.

Los suelos más empleados en la producción de esta fruta son los arenosos sueltos y algo pedregosos que se encuentran en las cajas de los ríos aunque también es posible producirla en sustratos más pesados.

Otra característica que facilita su cultivo en las regiones nortinas, es su particular tolerancia a la salinidad. También acepta el exceso de boro.

En aquellos casos en que el terreno contiene poco humus, conviene abonarlo con materia orgánica, aplicando estiércol y fertilizantes verdes antes del cultivo que precede al pepino. Son igualmente recomendables las dosis moderadas de salitre potásico, no más de 50 gramos por metro cuadrado. Los fertilizantes potásicos y fosfatados mejoran el rendimiento y la calidad del fruto.

Propagación del cultivo

Se propaga únicamente por vía vegetativa, a través de estacas o esquejes, comúnmente llamadas “patillas", puesto que la multiplicación por semillas es muy lenta y serviría sólo para trabajar en la búsqueda de nuevas variedades y tipos más definidos.

Las estacas, de 20cm de largo y dos a tres yemas, se desprenden de las plantas adultas cuya cosecha ha concluido. En este proceso es posible plantarlas en terreno definitivo inmediatament...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines