Mis Jardines

Tubérculos Valladolid Castilla y León

Aquí podrá encontrar artículos con información sobre huerto, jardín, cultivos como el cultivo de Tubérculos y más en Valladolid...

Compañías Locales

Mis Jardines no promueve las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
Casasola Explotaciones Agropecuarias
983395858
Ctra. Villabáñez, 4.
Valladolid, Castilla y León
 
Elena García De Gregorio
646696368
Pl. Poniente, 1 - 9 a.
Valladolid, Castilla y León
 
Ganados Bueno
983370182
Manuel azaña, 66
Valladolid, Castilla y León
 
Guevara Vidal A.M. Y Otra Cdad.
983223981
Estadio, 1.
Valladolid, Castilla y León
 
Ildefonso Vela S.L.
983234589
Estocolmo, 3.
Valladolid, Castilla y León
 
Avícola Y Ganadera De Burgos
983299030
Mercaolit,
Valladolid, Castilla y León
 
Finca La Pedrosa S.A.
983334553
Ctra. Fuensaldaña, km.4.
Valladolid, Castilla y León
 
Agrícola Santovenia
983336764
María de molina, 7.
Valladolid, Castilla y León
 
Mariano González González
983235489
Cno. Viejo de simancas
Valladolid, Castilla y León
 
Hibrido Savicolas S.L
979706118
Felipe prieto, 2.
Palencia, Castilla y León
 

Betarraga

Cultivo de betarraga

Lo único que masivamente se sabe acerca de la betarraga se refiere a su importante aporte nutricional, en virtud del cual la mantenemos vigente en los huertos y supermercados. Como reconocimiento a sus méritos, se le incluye generalmente en la ensalada surtida.

Los más creativos, cultores de un naturismo mixto y ocasional, beben su delicioso y reconfortante jugo y consumen las hojas verdes y tiernas de las primeras cosechas o raleos en tortillas, a las que se añaden picadas finamente, crudas o cocidas.

Los rusos, en cambio, hacen exquisitas preparaciones con la betarraga, mientras que los italianos y españoles fabrican con ella encurtidos en vinagre. Convendría proveerse de nuevas y diferentes recetas de la cocina internacional que enriquecerían nuestra dieta con esta y otras hortalizas, que se revelan como antídoto contra el mal de los tiempos modernos: el cáncer.

Mientras tanto, revisemos el procedimiento de nuestro cultivo de betarragas, para obtenerlas más apetecibles, tiernas y sabrosas.

Exigencias de la betarraga

La betarraga, llamada científicamente Beta vulgaris var. hortensis L., de la familia Quenopodiáceas, prefiere un ambiente fresco y algo húmedo; pero si la temperatura se mantiene entre 5 y 10 grados C durante dos o más semanas, puede ocurrir que las plantas emitan su tallo floral prematuramente, deteriorando la calidad de su raíz comestible.

En materia de suelos, esta especie relativamente rústica se produce mejor en aquellos de pH neutro y algo sueltos, que ofrecen resistencia a su expansión. En tales condiciones resultan mejor conformadas, más lisas y suaves que en los sustratos pesados. Para abonar la planta, el estiércol debe aplicarse en el cultivo precedente.

La deficiencia de boro se detecta cuando se observan manchas internas de color pardo, que se acentúan hasta tomar un color negro. Si éstas llegan a la epidermis, forman un anillo ceroso que rodea la raíz, cerca de la superficie del suelo, independientemente de que las hojas muestren anomalías. Esta carencia es uno de los factores que determinan la presencia de hojas rojas en lugar del verde natural. Si la ausencia de boro es total, las hojas se retuercen, encrespan y finalmente mueren. En esos casos es preciso seleccionar variedades

menos sensibles a este problema. Cuando lo que falta es cobre, varía el color de la pulpa y las raíces casi no muestran carne roja. Sus anillos son mucho más marcados que en las normales.

Siembra de la betarraga

Por razones prácticas, de calidad y de productividad, se recomienda el sistema de siembra directa, de la que se obtienen betarragas más abundantes, lisas, con raicillas finas y menudas.

Coloque las semillas en líneas sobre una mesa de 75cm de ancho, con 30cm de separación respecto de otras plat...

Clique aqui para ler este artigo em Mis Jardines